Parálisis facial: pronóstico y tratamiento de las secuelas

La parálisis facial, también llamada parálisis de Bell, se caracteriza por la parálisis temporal o total de los músculos que suele afectar a la mitad de la cara. Esto ocurre debido a una afectación del nervio facial responsable del movimiento de los músculos.

Esta debilidad en los músculos faciales hace que la mitad de la cara se vea caída, que la sonrisa se dibuje de un solo lado y que uno de los ojos no se pueda cerrar por completo. Debido a esta imposibilidad de cerrar los párpados por completo, se produce una exposición al aire y una desprotección que debe ser tratada cuanto antes por profesionales.

Pronóstico y tratamiento de las secuelas

En la mayoría de los casos el pronóstico de la parálisis facial es bueno y suele ser temporal. Por lo general, los síntomas empiezan a mejorar a las 2 semanas y la recuperación completa a los 6 meses. Es cierto que existe un pequeño porcentaje de pacientes que pueden continuar teniendo síntomas de la parálisis de Bell de forma permanente.

La secuela más frecuente es un leve grado de parálisis de los músculos que se vieron afectados. Entre los factores que pueden influir se encuentran: haber sufrido una parálisis completa, tener más de 55 años, presentar dolores, sufrir hipertensión arterial e hipersensibilidad auditiva.  

Para tratar los síntomas de la parálisis facial periférica es necesario tratar con profesionales, como neurólogos, otorrinolaringólogo y oftalmólogo, que será la persona encargada de hacer el seguimiento al paciente y proponer el tratamiento a nivel ocular. Para lograr una asimetría facial se requiere de un trabajo multidisciplinar: quirúrgico, rehabilitador y psicológico.

El problema de las secuelas en la parálisis facial se presenta tanto en el lado de la parálisis como el lado sano, que es el que compensa el defecto. En el lado sano se pueden utilizar infiltraciones de toxina botulínica para corregir esos defectos.

En el lado afectado por la parálisis existen técnicas quirúrgicas estáticas y dinámicas que ayudan a conseguir una mejor simetría facial:

➡️ Las técnicas estáticas mejoran el ojo que no se puede cerrar del lado afectado y la flacidez de los tejidos, pero no el movimiento.

➡️ En el caso de las técnicas dinámicas ayudan a aportar movilidad en el lado afectado cuando este a perdido la reserva muscular. Para ello, se utilizan los músculos temporales cercano a la cara. También puede ser necesario implantar músculos de otras zonas del cuerpo mediante cirugía microvascular y suturas nerviosas.

En los casos en los que el paciente si cuenta con reserva muscular en el lado afectado por la parálisis se pueden realizar puentes con injertos nerviosos que conecten con el nervio facial afectado.

Además de las intervenciones quirúrgicas, el trabajo psicológico es muy importante ya que en muchos pacientes no solo se limita la capacidad de mostrar las emociones, sino que afecta directamente en su autoestima, pudiendo llegar a provocarle ansiedad.

Los procesos de rehabilitación en la recuperación de la parálisis facial también son fundamentales. Además, también influye de manera positiva las pomadas, gotas lubricantes, cirugía de cejas o de asimetrías faciales, entre otras cirugías.

En la Clínica Jiménez Ortiz contamos con especialistas que te realizaran un diagnóstico de la parálisis facial a través de una exploración. Dependiendo del caso, puede ser que además de esta exploración se necesiten también realizar una serie de pruebas para valorar el grado y aplicar un tratamiento u otro.  

Si quieres pedir cita con nosotros no dudes en contactarnos ahora o pedir más información. Estaremos encantados de atenderte y resolver todas tus dudas.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)
0 / 5

Your page rank:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos.

Responsable: ANTONIO JIMÉNEZ ORTIZ
Finalidad: Poder atender y gestionar los diferentes pedidos, solicitudes, consultas y resolución de dudas de los usuarios, así como poder realizar estudios estadísticos que ayuden a mejorar el funcionamiento de la página web y a informar de forma puntual.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se comunicarán datos a terceros, salvo obligación legal. La información es tratada con la máxima confidencialidad, siendo alojados en un servidor seguro. Tu dirección de correo electrónico se utilizará únicamente para dar respuesta a sus consultas realizadas a través de los formularios existentes en el sitio web, así como para informarle de las novedades.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, derechos que puedes ejercer enviando un correo electrónico a contacto@clinicajimenezortiz.com.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.