Pterigion

El pterigión es el crecimiento irregular de tejido en el globo ocular. Aparece desde la zona más exterior del ojo y puede extenderse hasta la córnea. Se trata de un tumor benigno, por lo que no provoca cáncer, sin embargo puede desfigurar el ojo. La salud de los ojos está directamente relacionada con aquellos factores del medioambiente que pueden afectar el estado normal tanto de los ojos como de la zona que los rodea. En este sentido, cuando hablamos de pterigión las causas que pueden provocarlo principalmente son la radiación ultravioleta y la sequedad ocular.

Hay otros factores que también pueden causar la aparición del pterigión, como son el polvo o el viento. Además, tanto la piel como los ojos claro aumentan las posibilidades de padecer pterigión y son más frecuentes en personas de entre 30 y 50 años. Detectar la posibilidad de padecer esta anomalía es sencillo, ya que es una mancha que aparece en el globo ocular, por lo que ante la aparición de cualquier tipo de mancha o bulto en el ojo es importante acudir al médico para analizar el problema y detectar si se trata de pterigión o alguna otra anomalía. Además, para identificarlo, también es importante destacar que es más común que aparezca en la zona del ojo más cercana a la nariz, aunque también puede aparecer en el otro lado del globo ocular.

Además de los síntomas visuales, que pueden ser los más evidentes, también pueden provocar otro tipo de reacciones y sensaciones en el paciente. Es común sufrir en estos casos picor y escozor en los ojos, una sensación de molestia permanente que provoquen también lagrimeo. La aparición pterigión dificulta considerablemente el funcionamiento normal de lo ojos, provocando problemas en el parpadeo e incluso en la visión.

Tratamiento


Ante la aparición de pterigión lo más importante es acudir lo antes posible al médico para poder diagnosticarlo y aplicar el tratamiento necesario para curarlo. En este caso encontramos principalmente dos tratamientos en función de la gravedad del pterigión. En caso de que sea pequeño, se puede optar por un tratamiento más conservador que se basa en la aplicación de gotas lubricantes que ayudan a bajar la inflamación. Sin embargo, cuando encontramos un pterigión de mayor tamaño es necesario recurrir a la cirugía para extraerlo.

Tras el tratamiento, es importante hacer un seguimiento de la evolución del estado del ojo, ya que hay pasividades de que aparezca de nuevo en el futuro, sobre todo si ha llegado un estado grave. El Dr. Jiménez Ortiz es especialista en cirugías oculares. Si sufres pterigión o tienes algún síntoma contacta con nosotros y el Dr. Jiménez Ortiz estudiará tu caso.

Solicite información GRATIS

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos.