WhatsApp 24h
Teléfono

Lagoftalmos

¿Qué es el lagoftalmos?

 

El lagoftalmos es una afección en la que los párpados no pueden cerrarse completamente. Puede estar causado por varios factores, como la debilidad muscular, el daño nervioso y la inflamación. El lagoftalmos puede provocar una serie de problemas, como sequedad ocular, úlceras corneales y pérdida de visión. El tratamiento del lagoftalmos suele incluir lágrimas artificiales, pomadas oculares y parches oculares.

En los casos graves, puede ser necesaria la cirugía para corregir el problema. Esta patología debe ser tratada por un profesional médico cualificado.

Causas del lagoftalmos

 

El lagoftalmos puede causar molestias y dolor, así como daños a largo plazo en la córnea (la superficie transparente del ojo). Aunque el lagoftalmos puede producirse a cualquier edad, es más frecuente en los adultos mayores. La debilidad muscular o la parálisis pueden estar causadas por afecciones como un accidente cerebrovascular, la parálisis de Bell, la miastenia gravis o los tumores del nervio facial.

Pueden producirse daños en los nervios que controlan los músculos debido a una lesión, una intervención quirúrgica o ciertas enfermedades (como la diabetes). Los cambios en la estructura de los párpados pueden deberse a un traumatismo, a una intervención quirúrgica o a condiciones congénitas (condiciones presentes al nacer). En algunos casos, se desconoce la causa exacta del lagoftalmos.

Tratamiento del lagoftalmos

 

El tratamiento del lagoftalmos depende de la causa subyacente:

  • Si el problema se debe a una afección médica subyacente, como la parálisis de Bell o la diabetes, el tratamiento se centrará en controlar esa afección.
  • Si el lagoftalmos se debe a una obstrucción física, como un tumor, el tratamiento consistirá en eliminar la obstrucción.

En otros casos, el tratamiento puede ser tan sencillo como utilizar lágrimas artificiales o gotas oculares para mantener el ojo lubricado. Independientemente de la causa, es importante tratar el lagoftalmos para evitar complicaciones graves, como úlceras corneales y pérdida de visión.

 En casos graves, puede ser necesaria la cirugía. Si conoce las posibles causas del lagoftalmos, puede buscar tratamiento a tiempo y ayudar a reducir el riesgo de daños oculares a largo plazo.

Cómo prevenir el lagoftalmos

 

El lagoftalmos puede prevenirse haciendo algunos ejercicios sencillos para fortalecer los músculos que rodean el ojo. Uno de los ejercicios consiste en sentarse recto y mirar al frente, y luego parpadear lentamente durante 10 segundos. Otro consiste en acercar un dedo al ojo y parpadear rápidamente. Estos ejercicios deben realizarse varias veces al día para prevenir el lagoftalmos.

Además, es importante mantener la zona que rodea al ojo limpia y libre de sustancias irritantes. 

Los beneficios del tratamiento precoz del lagoftalmos

 

El tratamiento temprano del lagoftalmos puede prevenir o limitar la gravedad de la pérdida de visión permanente. El lagoftalmos es una afección en la que los párpados no se cierran completamente, lo que permite la entrada de aire en el ojo y la desecación de la superficie ocular. Si no se trata, el lagoftalmos puede provocar una ulceración y una perforación de la córnea, lo que puede provocar una pérdida grave de la visión. El tratamiento temprano del lagoftalmos incluye lágrimas artificiales, pomadas y parches para ayudar a lubricar y proteger el ojo. Además, pueden utilizarse dispositivos implantados quirúrgicamente para ayudar a que los párpados se cierren correctamente. Con un tratamiento temprano, la mayoría de las personas con lagoftalmos pueden mantener una buena visión.

 

Tratamiento de lagoftalmos con nuestro cirujano

 

El lagofftalmos es un procedimiento relativamente sencillo que puede realizarse de forma ambulatoria. Sin embargo, es importante elegir un cirujano con experiencia en la realización de este tipo de cirugía.

Desde la clínica Jiménez Ortiz estamos a tu plena disposición para solventar cualquier duda que puedas tener. Contacta con nosotros y estaremos encantados de atenderte.

Solicite información GRATIS

Responsable: ANTONIO JIMÉNEZ ORTIZ
Finalidad: Poder atender y gestionar los diferentes pedidos, solicitudes, consultas y resolución de dudas de los usuarios, así como poder realizar estudios estadísticos que ayuden a mejorar el funcionamiento de la página web y a informar de forma puntual.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se comunicarán datos a terceros, salvo obligación legal. La información es tratada con la máxima confidencialidad, siendo alojados en un servidor seguro. Tu dirección de correo electrónico se utilizará únicamente para dar respuesta a sus consultas realizadas a través de los formularios existentes en el sitio web, así como para informarle de las novedades.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, derechos que puedes ejercer enviando un correo electrónico a contacto@clinicajimenezortiz.com.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos.

Responsable: ANTONIO JIMÉNEZ ORTIZ
Finalidad: Poder atender y gestionar los diferentes pedidos, solicitudes, consultas y resolución de dudas de los usuarios, así como poder realizar estudios estadísticos que ayuden a mejorar el funcionamiento de la página web y a informar de forma puntual.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se comunicarán datos a terceros, salvo obligación legal. La información es tratada con la máxima confidencialidad, siendo alojados en un servidor seguro. Tu dirección de correo electrónico se utilizará únicamente para dar respuesta a sus consultas realizadas a través de los formularios existentes en el sitio web, así como para informarle de las novedades.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, derechos que puedes ejercer enviando un correo electrónico a contacto@clinicajimenezortiz.com.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.