Blefaritis

¿Qué es la blefaritis?


La blefaritis hace referencia a la inflamación producida en el borde de los párpados que tiene como consecuencia la rojez de los mismos y la aparición de legañas en las pestañas.

¿Por qué se produce?


Existen varios motivos por los que la blefaritis puede producirse pero destacamos:

  • Exceso de grasa en el margen palpebral.
  • Mal funcionamiento de las glándulas sebáceas (las situadas en el borde del párpado).
  • Aparición en las cejas y pestañas.
  • Padecimiento de rosácea, una enfermedad que provoca el enrojecimiento de la piel.
  • Sequedad.
  • Infección del párpado.
  • Alergias.
  • Posibles parásitos.

¿Qué tipos de blefaritis existen?


A pesar de que existen caso en los que se produce una blefaritis global, diferenciamos dos tipos:

➡️ Anterior: producida en la parte exterior del párpado, en la zona de las pestañas.

➡️ Posterior: afecta a la parte interna del ojo.

Síntomas


Existen diversos síntomas que permiten detectar si se padece blefaritis:

  • Picor de ojos.
  • Enrojecimiento.
  • Lagrimeo y ojos llorosos.
  • Hinchazón.
  • Sensación de párpados pegados o con costra.
  • Molestia al pestañear.
  • Aumento en la pérdida de pestañas.

Tratamientos

🔹 Higiene ocular. A pesar de que lo primero que se debe hacer es consultar a un especialista, se recomienda realizar una correcta higiene de los ojos diaria. Se aconseja que, con una gasa humedecida en agua tibia, se cubran los ojos durante algunos minutos y posteriormente se froten los bordes de los párpados para poder eliminar cualquier resto. Finalmente se recomienda usar un bastoncillo humedecido, con la solución que el profesional indique, para pasarlo suavemente por párpados y pestañas.

🔹 Gotas, cremas u otros . Tras la exploración del profesional seguramente se facilitará un tratamiento adecuado según el diagnóstico. Este tratamiento dependerá del motivo por el cual se ha dado la blefaritis. Es importante la visita al oftalmólogo para valorar qué tratamiento es el más efectivo para cada paciente.

Consejos y cuidados


Para evitar la blefaritis u otras alteraciones innecesarias es recomendable un correcto cuidado que nos ayude a prevenir.

  • En primer lugar, se recomienda evitar el maquillaje en exceso y, si se sufre blefaritis, omitir directamente el uso de rimmel, línea de ojos o similares. Se debe de mantener lo más limpio posible.
  • En segundo lugar, recuerda seguir una rutina de higiene ocular regulada por un profesional. Consulta a tu especialista el uso de remedios caseros (como la manzanilla) ya que no siempre son efectivos.
  • Por último, a pesar de que la blefaritis no es contagiosa, es una patología crónica que requiere de revisiones y controles rutinarios.

Desde la clínica Jiménez Ortiz estamos a tu plena disposición para solventar cualquier duda que puedas tener. Contacta con nosotros y estaremos encantados de atenderte.

Solicite información GRATIS

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos.