Chalazión: ¿Cómo diferenciarlo de un orzuelo?

El chalazión y el orzuelo son abultamientos en el párpado superior o inferior del ojo, por lo que, en algunas ocasiones, puede ser difícil distinguirlos a primera vista. En la Clínica Jiménez Ortiz hemos preparado este post para ayudarte a distinguirlos, conocer sus síntomas y cómo deben ser tratados.

Diferencias entre el chalazión y el orzuelo

EL orzuelo es un proceso infeccioso agudo que aparece como un bulto irritado cerca del borde del párpado. Este es causado por la infección del folículo de una pestaña y su glándula asociada (de Zeiss, glándula sebácea que produce grasa, o la de Moll, que es sudorípara).

Sin embrago, el chalazión no es el resultado de un proceso infeccioso, sino que es un proceso crónico no infeccioso que tiende a desarrollarse más lejos del borde del parpado que un orzuelo. Este es consecuencia de una acumulación de grasa en las glándulas de Meibomio.

El orzuelo suele ser el causante del chalazión, así que, si el orzuelo no desaparece durante semanas, dejas de sentir dolor y no responde al tratamiento, es posible que tengas un chalazión. Pero, no siempre es así, ya que se han dado casos de chalazión que no han ido precedidos de un orzuelo.

Tratamientos

En la mayoría de los casos, el orzuelo y el chalazión no requieren de un tratamiento específico, suelen drenarse por sí mismos y terminar desapareciendo aproximadamente en el periodo de un mes.

Si pasado este tiempo el bulto no ha desaparecido o continúa creciendo e hinchándose se debe acudir cuanto antes al oftalmólogo para que lo examine y pueda prescribir el tratamiento más adecuado para cada caso. Tratamientos más comunes para el chalazión y el orzuelo:

➡️Aplicación de calor: a través de compresas o paños calientes. Colocar agua caliente sobre el párpado ayuda a desobstruir la glándula y a drenar la acumulación de lípidos.

➡️Medicamentos: en ocasiones el oftalmólogo puede considerar necesario recetar antibióticos o esteroides como la cortisona para reducir la inflamación.

➡️Cirugía para aliviar la presión: en aquellos casos en los que los tratamientos anteriores no han dado resultado, el chalazión o el orzuelo es muy grande, no termina de desaparecer o se presenta de manera recurrente se recomienda practicar una pequeña cirugía con anestesia local. Esta intervención es muy sencilla y consiste en realizar una pequeña incisión para acabar con la obstrucción de la glándula y drenar la grasa acumulada. En casos más graves puede ser necesario extirpar la glándula.

Prevención

Para prevenir ambas afecciones, es muy importante llevar a cabo una correcta higiene ocular utilizando toallitas oftalmológicas especiales para lavar los parpados y eliminar los residuos de grasa y la acumulación de maquillaje. En ningún caso es aconsejable apretar o tartar de extirpar el chalazión o el orzuelo. Tampoco se debe usar maquillaje o lentillas hasta que el orzuelo o el chalazión se haya curado. Ambos suelen responder bien al tra­tamiento, aunque en algunas personas tienden a ser recurrentes.

En la Clínica Jiménez Ortiz somos especialistas en el tratamiento del chalazión. No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestro especialista en cirugía de parpados y oftalmología estará encantado de evaluar tu caso de manera totalmente personalizada y estudiar el tratamiento que más se ajuste a tu situación y necesidades.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)
0 / 5

Your page rank:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos.

Responsable: ANTONIO JIMÉNEZ ORTIZ
Finalidad: Poder atender y gestionar los diferentes pedidos, solicitudes, consultas y resolución de dudas de los usuarios, así como poder realizar estudios estadísticos que ayuden a mejorar el funcionamiento de la página web y a informar de forma puntual.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se comunicarán datos a terceros, salvo obligación legal. La información es tratada con la máxima confidencialidad, siendo alojados en un servidor seguro. Tu dirección de correo electrónico se utilizará únicamente para dar respuesta a sus consultas realizadas a través de los formularios existentes en el sitio web, así como para informarle de las novedades.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, derechos que puedes ejercer enviando un correo electrónico a contacto@clinicajimenezortiz.com.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.